6 ene. 2017

Mi Ultimo Regalo de Reyes Magos.



 Es 6 de enero! Me he despertado con emoción voy hacia el arbolito de navidad, pero no hay nada, ni un dulce, aunque debo aceptar que lo sabia de antemano pero preferí mantener la esperanza hasta el ultimo momento.

 Después de la resignación me preparo para comenzar con las actividades del día, tomo mi bicicleta y salgo. Solo he dado unas pedaleadas cuando me doy cuenta que las calles presentan una actividad peculiar, una gran cantidad de nuevos y pequeños ciclistas se hacen presentes, algunos dando sus primeras pedaleadas ante los ojos atentos de sus padres, los talleres tienen filas para terminar de ensamblar y hacer el ultimo ajuste a las nuevas bicicletas. Por un momento parece que la Ciudad de México es un Amsterdam o Copenhague para niños.

 Recuerdo mi ultimo regalo de los Reyes Magos. Sabia que era mi ultimo regalo y quise pedir algo especial, que no fuera un juguete o juego que desecharía en unos meses. Asi que pedi una bicicleta, llego el dia y la bicicleta estaba debajo de arbol. Debo confesar que a mis 12 años esta era mi primer bicicleta y aun no sabia usarla. Debieron pasar un par de semanas hasta que por fin aprendi a usarla y desde ese momento no me he bajado de la bicicleta. A veces creo que como aprendi ya grande no relacione que la bicicleta fuera un juguete o una cosa de niños. Para mi la bicicleta representaba libertad, podía ir tan lejos y tan rapido como me lo permitiera. Aun hoy despues de 16 años sigo pedaleando y no hay forma en que pueda ver mi vida sin una bicicleta.

 Mañana sera 7 de Enero y espero que al salir las calles sigan llenas por estos nuevos y pequeños ciclistas.